Baile en la Naturaleza

Danza en la naturaleza.

Como niños que juegan libremente en la naturaleza, así nosotros también bailamos nuestra danza con la naturaleza. De diferentes formas, texturas, colores, aromas y matices es la danza, ya sea saltando ágilmente sobre rocas, escalando árboles, acostándose sobre la hierba y darse giros, darse un baño de hojas secas, jugar con piedras, balanceándose de un lado a otro, o simplemente la contemplación de lo que acontece; buscamos entregarnos a experimentar y descubrir con nuestro cuerpo el libre movimiento en armonía conectando con el lugar.

A diferencia de un salón o un estudio de danza por muy bello y acondicionado que esté, no se compara con una danza rodeado de bosque, de prado, de árboles, de flores, de colores y aromas, una danza sobre un suelo de tierra y hojas secas, con el olor a tierra mojada y aroma de pino, con un viento puro circulando entre nosotros, ambientado con música y sonidos de la naturaleza, simplemente un escenario lleno de vida.

El contacto con los elementos naturales siempre es y será una experiencia verdadera, real, auténtica, exquisita, amena, incitante, provocadora, desafiante, y sobre todo respetuosa. Es ejercitar la intuición y sumergirnos en comunión directa con las fuerzas de la naturaleza.

Bailar con y en la naturaleza es una experiencia mezclada de juego, danza y auto conocimiento, muchas veces es parecido al Authentic Movementz , con refinamientos de técnicas de danza como la acrobacia del Contact Improvisaciòn , o poli espirales de la danza contemporánea, que en ocasiones por la complejidad de sus movimientos en relación al espacio, es complicada su realización. Sin embargo, los espacios naturales nos permiten integrar una improvisación de movimiento libre, varios aspectos y técnicas de la danza, artes marciales, gimnasia, etc. Resulta bastante interesante y fascinante la improvisación de danza en grupo, con carácter de presentación o “ scores ” (acuerdos establecidos entre los participantes), resultan muy apropiados en los escenarios naturales y en las dinámicas de grupo. De igual manera resulta interesante la canalización de energía del lugar, sí la danza es en el bosque, la reacción es distinta a que sí la danza es en playa, sí es dentro de un cráter, cercano a un río, encima de rocas grandes, etc.

Existe una gran comunicación y conexión entre el/la participante y los seres de la naturaleza, siempre hay un constante lenguaje, un mensaje para cada uno de los bailarines. La invitación está abierta a potenciar todos los sentidos, a sentir el movimiento, sonido y vibración de la naturaleza dentro de uno mismo. Danzar en la naturaleza es un camino de auto conocimiento entre el ser humano y su grande dadora de vida; nuestra madre naturaleza.

Así pues, ésta invitación de Danza en la naturaleza se celebra en Schwäbische Alb (Sur de Alemania), Islas Canarias (Tenerife y El Hierro). Y esperamos que tenga la posibilidad de crecer y llegar a más sitios.

…Seamos uno en movimiento…

Actividades posibles ; bajo pedido

Eventos de Baile en la Naturaleza de 3 horas – 1 dia

English Version Deutsche Version